Recorta el hiper-ego.