El coach ejecutivo además de creer en las personas, le apasionan las organizaciones.